El Sol y La Luna

BY : GoldeNShioN
Category: Spanish > Anime
Dragon prints: 204
Disclaimer: Naruto no me pertenece, ni tampoco sus personajes al igual que los personajes de The Wicker Man, tampoco consigo beneficio económico escribiendo

Buen día, un proyecto que no tenía mucho tiempo en mente pero que no había podido plasmarse en forma escrita, es una mescla de Naruto / The Wicker Man, este capitulo es la pequeña introducción que para los siguientes capitulos seran por lo menos el doble de lo escrito en este capitulo

Nota: Ojo, el idioma que usa, Naruto y Hinata son los mismos que usan los isleños, no me gusta el número que intentan usar varios idiomas entre los personajes para que el avance más rápido la historia

 


CAPITULO 00.- La llegada de los hijos de los dioses


 

Las ardientes llamas consumían rápidamente a aquel hombre de mimbre, junto con el sacrificio humano dentro, los suaves cantos paganos de los isleños resonaban en aquel atardecer.

* Se acabó * Pensó el Lord Summerisle.

Pero cuando las llamas empezaban a menguar, un vórtice oscuro apareció en medio del hombre de mimbre tragando limpiamente el resto de la ofrenda a sus dioses, bajo la atenta y sorprendida mirada de las personas.

“¿Qué está pasando?” Se preguntó así mismo el Lord Summerisle en shock.

Pero aun la sorpresa no terminaba, ya que el vórtice expulso lentamente dos pequeñas figuras completamente desnudas, ensangrentadas y llenas de cortes ligeros y profundos, un niño de melena rubia espigada de aproximadamente diez, de piel ligeramente bronceada, mientras que la segunda figura un poco menos pequeña era una niña de casi diez, cabello corto color añil y piel blanca, ambos se encontraban abrazados sin querer dejar uno al otro a pesar que se podía ver que tenían los ojos completamente cerrados, cayeron lentamente al suelo.

Saliendo del shock primero el Lord de la isla se apresuró al lugar, y con un rostro de sorpresa observo como las heridas que tenían ambos niños se recuperaban rápidamente y para darle mayor toque de fantasía una energía roja salió disparada en ambos formando un rostro gigante de un zorro con orejas de liebre observo a los lugareños, rugió y desapareció en el aire.

Formulando rápidamente en su cabeza el Lord de la isla exclamo ante los sorprendidos y asustados lugareños “Los dioses nos han enviado una señal divina y a sus enviados, rápido traigan unas mantas para los pequeños”.

Rápidamente los lugareños entregaron las mantas y arroparon a los niños desnudos inconscientes y los llevaron a la mansión de Lord, llamaron al curandero más cercano, pero al revisar a los niños encontró que se encontraban en las mejores condiciones a pesar de la forma en que habían llegado.

“Han pasado casi una semana y aun los niños no se despiertan” Murmuro una mujer rubia hacia el Lord.

“Si, no sé porque aún no se despiertan, se supone que están completamente sanos” Hablo tranquilamente el hombre de mediana edad.

Casi al termino de hablar los niños lentamente empezaron a moverse, lentamente ambos abrieron sus ojos, un par de ojos azul zafiro observo a los dos ocupantes mayores en la habitación y mientras que el par de ojos perlados miraban fijamente al chico rubio,

Observando que los pequeños se habían despertado el hombre alegremente se acercó a los niños.

“Así que ya han despertado bienv…” antes de que terminara la oración, fue golpeado por el niño con una patada, era tan fuerte que lo mando de regreso a la puerta de la habitación.

“Mi Lord” Exclamo la mujer en sorpresa mientras corría hacia el hombre “¿Se encuentra bien?” Pregunto con preocupación.

“Si estoy bien” Dijo a pesar que hiso una mueca de dolor al levantarse “No imagine que fuera golpeado, aunque fue mi culpa, no debí de haberme acercado de esa imprudente forma”.

Mientras tanto el pequeño rubio abrazo protectoramente a la niña.

“Perdón por asustarlos, no fue mi intención hacerlo” Dijo apaciblemente el hombre hacia los niños.

“Quien es usted” Hablo la voz infantil del rubio.

“Yo soy el Lord de la Isla, ustedes mis jóvenes invitados cuál es su nombre y de donde vienen” Respondió

“Yo soy…Naruto” Expreso con una mueca de dolor al agarrar su cabeza.

“Hinata” Susurro la oji perla.

“Mi nombre es lo único que recuerdo” Murmuro el Naruto, mientras que Hinata solo asentía con la cabeza con tristeza en su mirada.

*Estos niños tienen amnesia además sus nombres japoneses, interesante esto puede ser usado a mi favor* “Ya veo, uno significa remolino, mientras que el otro lugar soleado, buenos nombres para los hijos de los dioses del Mar y del Sol”.

“eh” Expresaron con confusión los niños.

“Si verán, cuando nosotros hacíamos las ofrendas y sacrificios a nuestros dioses, ore para que enviaran una señal divina para proteger nuestra isla, y cuando mis rezos cesaron, ustedes pequeños aparecieron después de tomar todas las ofrendas en un vórtice” Explico el Lord a los jóvenes con una mentira, mientras que la mujer observaba al hombre con veneración, al saber que su lord fue el que trajo a los enviados.

Dando un suspiro lamentable volvió a hablar “Desafortunadamente al parecer mis rezos y las ofrendas no fueron suficiente como para que llegaran de forma segura, si tan solo hubiera sido más devoto tal vez sus recuerdos no fueran borrados” Explico con tristeza fingida, pero realista para los niños y la mujer.

“Así que nosotros somos hijos de los dioses, no me siento diferente” Dijo Naruto mientras miraba al hombre mayor para una mejor explicación.

“Tal vez no te sientas diferente, pero tu fuerza en mayor a la mía por mucho y eso que soy mayor que tú, ya viste como me lanzaste de un solo golpe, un niño común parecido a ti no podría moverme de la misma forma o incluso no me llegarían a mover,  además como ya dije ustedes aparecieron a través de un vórtice, nadie en este lugar sería capaz de hacer algo así”.

“Oh” Fue lo único que dijo.

“Mmmm he pensado que pueden regresar sus memorias si les enseñamos nuestras costumbres y tradiciones, que piensan ustedes jóvenes dioses” Expreso tranquilamente, pero en su mente ya estaba generando un plan para integrar y lavar el cerebro a estos pequeños.

Ambos niños se miraron entre si antes de asentir hacía en hombre.

“Señorita Rose, por favor manda un mensaje a los isleños diciendo que les voy a presentar a los recién llegados, no les digas quienes son solo que es urgente que se reúnan en el patio de mi mansión para darles la buena noticia”.

Una vez que salió la mujer el hombre pudo ver la ansiedad de los niños al saber que muchas personas los van a ver.

“No se preocupen jóvenes dioses, los isleños adoran a sus padres, por lo que estarán encantados de tenerlos aquí en la isla” Dijo amablemente

Los niños solo asintieron tímidamente, después de una hora de espera la multitud ya se encontraba en el patio de la mansión a la espera de la noticia muy ansiosa, mientas observaban a Lord de la cuidad en el balcón de la mansión junto con dos niños.

“Bienvenidos a todos a mi humilde hogar, mis queridos hermanos les tengo una grandiosa noticia, los dioses del Sol y del Mar, han escuchado nuestras suplicas este año, y nos  han enviado a sus dos jóvenes hijos para cuidar a nuestra isla, les presento a Hinata, hija del dios del Sol y de la luz, su nombre en nuestro idioma significa Lugar Soleado, mientras que el otro niño es Naruto hijo del dios de Mar y de la cosecha, su nombre significa remolino”

Los lugareños estaban sorprendidos por la gran noticia y felices, como no podrían no serlo si sus preciados dioses les enviaron lo más valioso para un padre, que más que sus propios hijos.

Al principio Naruto y Hinata estaban nerviosos al mirar la multitud de personas, pero una vez que la noticia salió, la gente empezó a alabarlos como si fueran los mismos dioses del mar y del sol.

"Ven como tenía razón, ellos no los últimos" Hablo el Señor de la Isla mientras mostraba una sonrisa amable al par.



You need to be logged in to leave a review for this story.
Report Story